Prestación de desempleo

¿Qué requisitos debes cumplir para recibir la prestación por desempleo?

– Debes haber cotizado por desempleo por lo menos 360 días durante los seis años anteriores a solicitar la prestación.

– Por tanto, debes haber cotizado por desempleo. Aunque parezca una verdad de perogrullo, esto tiene importancia, sobre todo si no te encuentras dentro del régimen general. Si trabajas en el hogar, por ejemplo, no cotizas por desempleo y, por tanto, si te quedas en paro, no tendrás derecho a cobrar la prestación. Esta es una antigua reivindicación a la que los distintos gobiernos siguen dando la espalda, por lo que esta injusticia continúa. Asimismo, si eres una trabajadora o trabajador autónomo, no tendrás derecho a cobrar la prestación por desempleo; aunque exista lo que se ha llamado el “paro de las y los autónomos”, es complicado cumplir con los requisitos que se exigen para recibir esa prestación. Tienes explicadas estas situaciones más extensamente en otros apartados:

Ver. Régimen del empleo de hogar
Ver. Desempleo de las y los autónomos

– Debes encontrarte en situación legal de desempleo, bien porque te hayan despedido, porque haya finalizado el contrato o porque la empresa haya cerrado. Pero si has sido tú quien ha dejado el empleo, aunque no tengas trabajo, no te encontrarías en esa situación y, por tanto, no podrías pedir la prestación.

– Debes apuntarte como demandante de empleo (dónde acudir para apuntarse en el paro) y debes firmar el compromiso de actividad.

La prestación de desempleo y el subsidio de desempleo

la prestación de desempleo es contributiva; es decir, tanto la cantidad como el tiempo que dure ésta serán en función de tu contribución o cotización. El subsidio de desempleo, por otra parte, no es contributivo sino “asistencial”. Cuando agotamos la prestación por desempleo y no contamos con otros ingresos podemos pedir este último (ver. el subsidio de desempleo)

¿Cuánto se cobra por desempleo?

Antes de nada, tenemos que calcular la base reguladora, ya que la cantidad de la prestación por desempleo serán distintos porcentajes de esa base.

¿Qué es la base reguladora? Es la media de las bases de cotización de los últimos seis meses. Cuando sepamos esto –supongamos que son 35 euros por día-, la prestación de desempleo será un porcentaje de esa cantidad:

– Durante los primeros 180 días (6 meses) cobraremos el 70%
– A partir del día 180 esta cantidad bajará al 50%

¿Cuáles son las cantidaes máximas y mínimas que pueden cobrarse?

Cada año estos límites se establecen por ley. Estos son los correspondientes al año 2019:

• Mínimos:
501,98 euros, si no tienes hijas ni hijos
671,40 euros si tienes hijas o hijos

• Máximos:
1.098,09 euros, si no tines hijas ni hijos
1.254,96 euros, si solamente tienes una o uno
1.411,83 euros si tienes dos o más

¿Durante cuánto tiempo puede cobrarse?

El mínimo son cuatro meses y el máximo dos años. La duración será según el tiempo cotizado durante los últimos seis años, cuanta más cotización, más durará la prestación:

DÍAS COTIZADOSDÍAS DE PRESTACIÓN
Entre 360 y 539120
Entre 540 y 719180
Entre 720 y 899240
Entre 900 y 1.079300
Entre 1.080 y 1.259360
Entre 1.260 y 1.439420
Entre 1.440 y 1.619480
Entre 1.620 y 1.799540
Entre 1.800 y 1.879600
Entre 1.980 y 2.159660
A partir de 2.160720

Ten en cuenta que no contarán los días cotizados que hayas utilizado para recibir alguna otra prestación.

¿Qué sucede si has estado trabajando a jornada parcial?

En lo que se refiere a la duración de la prestación, trabajar a jornada completa o parcial no afecta, ya que cada día trabajado (aunque no sea a jornada completa) se considera como día cotizado. No obstante, la jornada parcial sí baja la cantidad de la prestación, ya que la base reguladora es menor.

Es decir, supongamos que, en caso de trabajar a jornada completa, nuestra base de cotización es de 1.200 euros, pero, como hemos trabajado media jornada, no sería más que 600 euros. Por tanto, durante los primeros seis meses cobraríamos 420 euros (el 70%) y, tras esto, no cobraríamos más que 300 euros (el 50%).

Como hemos visto antes, los mínimos de la prestación se establecen por ley. Sin embargo, a raíz de la reforma laboral del 2012, se aceptó que en el caso de trabajar a jornada parcial la prestación también fuese parcial, y esto tanto en la prestación por desempleo como en el subsidio, recortando aún más un derecho que de por sí es escaso, lo que provoca situaciones realmente inhumanas.

Así, hay que tener en cuenta que para calcular la base de cotización, no se consideran más que los últimos seis meses. Por lo tanto, aunque durante varios años hayas trabajado a jornada completa, si te han visto en la obligación de trabajar a jornada parcial durante los últimos meses, esa última época es la que marcará la cantidad de la prestación.