La prestación de desempleo es contributiva; es decir, la cantidad y el tiempo que se perciba será según lo que se haya contribuído o cotizado. Aquí puedes consultar las cantidades y los requisitos.

El subsidio de desempleo no es contributivo, sino “asistencial”. Por eso, siempre es una cantidad fija. Existen distintos subsidios de desempleo. Aquí encontrarás información sobre los mismos.

Todas las personas excarceladas tras un periodo de prisión superior a 6 meses tienen drech a percibir un subsidio de desempleo durante 18 meses.

– Si tienes más de 45 años y llevas tiempo en paro o si has estado trabajando fuera del Estado
– Si has sido víctima de violencia de género
– Si tienes reconocida una discapacidad del 33% o más

La RGI no se trata de un subsidio solo para quien carezca completamente de ingresos, sino que además puede solicitarla cualquier persona cuyos ingresos (por ejemplo del trabajo o de la pensión) sean insuficientes.

En 2016 la renta garantizada sustituyó a la renta de inclusión social (RIS). Esto trajo consigo ciertos cambios en el importe a percibir y en los requisitos a cumplir.

Dentro de la Renta de Garantía de Ingresos existe una modalidad para quien, pese a tener trabajo, no cuente con unos ingresos suficientes.

Esta prestación sirve para ayudar en el pago del alquiler. Se trata de un complemento de la renta de garantía de ingresos. Es decir, solamente pueden acceder a ella las personas que son perceptoras de la RGI.

Estas ayudas son únicas y excepcionales. Es decir, no se asignan co una periodicidad fija, sino que su objetivo es dar respuesta a necesidades concretas.

Esta ayuda económica tiene como objetivo hacer frente a los gastos de manutención y vivienda, para que las personas que se encuentran en situación de exclusión social grave no sean derivadas a centros especiales, lo que suspendería sus vínculos sociales.