Subsidio para mayores de 52 años (subsidio de desempleo)

Actualizado el 18/01/2022

La reforma laboral del PP en 2012 endureció los criterios para acceder a este subsidio, icluyendo la edad a la que se podía optar al mismo (pasó de 52 años a 55 años). Mediante los presupuestos generales del Estado para 2019 se derogaron dichos cambios. Sin embargo, no se trató más que de una medida efectista, ya que siguen en vigor otros recortes en los subsidios, tales como, por ejemplo, el hecho de que si tu último empleo ha sido a jornada parcial, también el subsidio sea parcial.

Ni qué decir tiene que una reforma tan súmamente dañina para las trabajadoras y trabajadores debería ser derogada en su totalidad; así lo prometió y firmó el gobierno del PSOE, hasta que, como sabemos, se tragó sus propias palabras.

 

Requisitos:

– Debes encontrarte en situación legal de desempleo y haberte apuntado como demandante de empleo. Mientras dure el subsidio tendrás que renovar el paro en las fechas que te corresponda. Así que, apúntalas bien y no te olvides de firmar.

– Tienes que haber agotado la prestación y/o el subsidio por desempleo.

Tus ingresos brutos no pueden ser más altos que el 75% del salario mínimo interprofesional: 723,75 euros (a partir de septiembre de 2021). 

Para solicitar este subsidio debes tener suficientes cotizaciones para la jubilación. Es decir, tienes que haber acumulado durante tu vida laboral, al menos, 15 años de cotizaciones, en cualquier régimen de la Seguridad Social (general, autónomos, hogar…). De estos 15 años, dos, por lo menos, deben estar dentro de los últimos 15 años.

Tienes que haber cotizado por desempleo por lo menos durante seis años a lo largo de toda tu vida laboral. Ten cuidado, porque si has sido trabajadora o trabajador autónomo o del hogar, en estos regímenes no se cotiza al desempleo.

Es decir, si, por ejemplo, cumples con los años de cotización en el régimen de trabajo de hogar, pero no has estado nunca cotizando en el régimen general, no se te concedería este subsidio, porque te faltarían los seis años de cotización al desempleo. Puedes echar un vistazo a los siguientes apartados: subsidio para mayores de 45 años, renta activa de inserción (RAI), renta garantizada de ingresos (para la CAV), o renta garantizada (Navarra).

También puedes acceder a este subsidio por vía de “hecho causante” o vía de acceso al subsidio. Esto quiere decir que, si tienes derecho a percibir algún otro tipo de subsidio, ese subsidio puede convertirse directamente en el de mayores de 52 años (más favorable, ya que, recordemos, entre otras cosas, cotiza a la Seguridad Social). Es decir, “podrán acceder las personas que anteriormente hayan agotado una prestación o subsidio por desempleo si desde entonces, se han mantenido inscritas como demandantes de empleo en los servicios públicos de empleo”.

 

Carencia de rentas

Entre los requisitos que hay que cumplir para poder percibir el subsidio, se encuentra la carencia de rentas. Pero ¿cómo se mide esto?

Se entenderá que careces de rentas cuando no ingreses más del 75% del salario mínimo interprofesional, SMI.

A principios de este 2022, el SMI está fijado en 965 euros mensuales, por lo que el 75% del mismo serían 723,75€. Así, este sería el límite de lo que puedes ingresar mensualmente para poder solicitar el subsidio. Si calculamos los ingresos de manera anual, no podrías superar los 11,580€; en este caso, para realizar los cálculos, no se tiene en cuenta más que 12 mensualidades del SMI y no, como es habitual, 14 mensualidades (es decir, no se incluyen las dos pagas extra).

Entre estas posibles rentas, NO se computarán las siguientes:

  • Las prestaciones de la Seguridad Social por hijas e hijos a cargo (no obstante, sí cuenta cualquier otro tipo de prestación que puedas percibir).
  • Indemnización por despido. Si te han despedido del trabajo y has recibido una indemnización por ello, ésta no se tendrá en cuenta, se haya realizado el pago de una sola vez o de forma periódica.

Todas las rentas se calcularán en bruto.

 

¿Cuánto se percibe?

Es una cantidad fija: el 80% del IPREM
463,21 euros al mes (para el año 2022).

Lehen aipatu dugunez, lan erreformak ezarri zuen jardunaldi partzialaz lan egin izanez gero, subsidioa ere partziala izango zatekeela. Hau 52 urtetik gorakoen subsidioetan derogaturik geratu bazen ere, ez zen hala egin subsidio guztietarako eta ematen diren gehienetan neurriak indarrean dirau. Hala ere, esan bezala, 52 urtetik gorakoen subsidioa beti izango da kopuru berbera: 463,21 euro hilean.

Como hemos comentado con anterioridad, la reforma laboral del 2012 impuso que si has estado trabajando a jornada parcial, el subsidio también sería parcial. Aunque esto haya quedado derogado para los subsidios a mayores de 52 años, sigue en vigor para la mayoría de subsidios que se conceden. No obstante, el subsidio para mayores de 52 siempre será la misma cantidad: 463,21 euros mensuales.

 

Duración:

Hasta la edad de jubilación, siempre y cuando se sigan cumpliendo los requisitos. Es decir, si te han concedido el subsidio y cambiase tu situación, dejarías de percibirlo.

 

Cotizaciones

El subsidio para mayores de 52 años se percibe hasta la edad de jubilación y es el único de todos los subsidios de desempleo que cotiza, ya que el SEPE realiza las cotizaciones en la Seguridad Social para la pensión.

La base de esta cotización vuelve a ser del 125% del mínimo (la reforma del 2012 bajó el porcentaje al 100%).

 

Plazo para la solicitud:

Si has estado cobrando la prestación o el subsidio por desempleo, recuerda que debes esperar un mes. A partir de ese momento, tienes 15 días laborables para solicitarlo.

Si te has quedado sin trabajo y no te corresponde ni prestación ni subsidio, tienes 15 días laborables desde que haya finalizado la relación laboral.

 

¿Qué documentación hay que presentar?

– El documento oficial de solicitud, donde tendrás que marcar la opción de subsidio para mayores de 52 años.
– Documento de identidad (DNI o NIE)
– El documento bancario que acredita la cuenta corriente donde quieres percibir la ayuda.

Para recibir el subsidio durante todo el tiempo que sea necesario, recuerda que debes firmar el paro los días que te corresponde. Además, cada año deberás presentar el documento que acredite las rentas que has percibido el año anterior.