Bases de cotización

La base de cotización es, en resumidas cuentas, el salario bruto de las trabajadora o trabajador más las pagas extra prorrateadas. Todos los años se fijan por ley cuáles son los mínimos y los máximos de cotización para las diferentes categorías. Según estas bases se establece en qué porcentaje deben cotizar las y los trabajadoras y las empresas a la Seguridad Social.

Existen regímenes especiales para autónomos y autónomas, trabajo del hogar, del mar y agricultura. Por tanto, las bases de cotización son distintas en todos los regímenes.

La aportación que se hace todos los meses a la Seguridad Social recibe el nombre de “cotización” y por medio de éstas financiamos diversas prestaciones, tales como desempleao, jubilación e incapacidades temporales o “bajas”.

Asi, tanto trabajadoras y trabajadores como empresa, deben pagar una cantidad mensualmente a la Seguridad Social, es decir, un tanto por ciento de la base de cotización. Es la empresa la que ingresa sus cotizaciones y las de los trabajadores y trabajadoras y en nuestra nómina ya nos aparecen estas deducciones aplicadas al salario bruto. En el trabajo de hogar, en algunos casos es posible que sea el o la trabajadora quien ingrese las cotizaciones. Ver Régimen Trabajo de hogar.

Como hemos dicho, existen distintos regímenes y cada uno tiene su sistema de bases. Aquí puedes consultar las distintas bases y tipos de cotización